Buganvillas, alegría y color

La Buganvilla es una planta muy bonita, que puede alcanzar los 8 metros de altura. Sus colores y el tacto de sus hojas la convierten en una de las plantas favoritas de cualquier amante de la jardinería.

Es muy típica de los jardines mediterráneos, donde las temperaturas son cálidas pero suaves. La temperatura óptima para estas plantas suele estar entre los 8º y los 20º. Al tratarse de una planta trepadora, es ideal para aportar naturaleza a un muro, una fachada o una terraza.

¿Qué cuidados necesita mi Buganvilla?

Las buganvillas necesitan mucha luz. Si las colocas en zonas de tu casa o de tu jardín sombrías, no florecerá como esperas. Como muchas de estas plantas, requiere que el suelo esté ligeramente húmedo, resiste bien las épocas secas, pero no debemos descuidarla, especialmente en verano y primavera.

Respecto al suelo, es una planta resistente, por lo que no necesita un suelo específico.

La buganvilla es una planta muy grande, pero con una poda adecuada, puedes darle una forma muy estética

En caso de que no tengas jardín y quieres plantarla en una maceta, debes saber que no se harán tan grandes como si las plantaras en suelo, pero siguen siendo realmente vistosas. Tendrás que tener mucho más cuidado con el sustrato, aportando un extra de nutrientes.

Flores y colores

Las flores de la Buganvilla son finas y frágiles, pero muy elegantes. Colores como el violeta, rosa, blanco o naranja, llenaran de luz y color nuestro jardín o nuestras estancias. Visita Ebrojardin y te ayudaremos a encontrar tu favorita.


¿Tienes alguna duda sobre suelos?, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y síguenos en nuestras redes sociales.