En las reuniones familiares o con amigos, y más en estas fechas, tu mesa es la protagonista, y como tal, debe ser tratada con mimo y mucha, mucha creatividad. Un espacio dispuesto para hacer de cada comida o cena navideña un encuentro inolvidable.

Más allá de cuidar la puesta en escena, enriquecerla es clave para convertir la mesa de Navidad en un espacio único. Algo que puede lograrse no solo jugando con la iluminación (una de las claves de esta época) sino, además, con plantas.

Unas compañeras perfectas para poner un toque natural en la mesa. ¡Descubre algunas propuestas para vestirla de naturaleza!

¿Qué plantas elegir para tu mesa?

Si planeamos incluir plantas en la decoración de la mesa de Navidad, es importante contar con algunos consejos básicos.

Para empezar es importante saber que, sea como sea el estilo de decoración de nuestra Navidad, hay plantas que se amoldan a ella. Pero más allá de qué plantas elegir, es importante saber cómo hacerlo correctamente.

Es importante elegir plantas de poca alzada para evitar que nuestro punto original de decoración suponga una molestia para el desarrollo del encuentro. Sí podemos dejar las plantas de mayor tamaño (como por ejemplo las orquídeas, Poinsettias o los mini abetos) para las mesas accesorias o camareras de apoyo a la mesa principal.

 

Además, es recomendable elegir plantas que no tengan un aroma demasiado intenso (sobre todo, si nuestra mesa no es de grandes dimensiones): evitando los perfumes florales fuertes, no estaremos entorpeciendo que nuestros comensales podrán disfrutar de los aromas y sabores de la cena. Así, elegir plantas como los Jacintos (que todavía no están en flor en esta época) o un Acebo (si nuestra mesa de Navidad tiene una decoración tradicional) puede ser la apuesta perfecta.

Por último, la forma de nuestra mesa será importante a la hora de elegir las plantas ideales para la decoración. Si la mesa es redonda, lo más recomendable es aprovechar el centro de la misma para la decoración. Si nos gustan las coronas de Navidad y la mesa es de buena envergadura, podremos utilizar una de ellas para ocupar este espacio e, incluso, aprovechar el interior de la misma para ubicar unas velas.

Si nuestra mesa es cuadrada o rectangular, descartaremos los adornos de plantas redondos para apostar por composiciones cuadradas. Un consejo: es importante tener en cuenta que ni el exceso ni el defecto son buenos aliados. De ahí que, si elegimos una composición cuadrada o rectangular, sea importante que el número de centros de plantas sea proporcional a las dimensiones de la mesa.

Y tú, ¿qué tipo de plantas incluirías en tu mesa de Navidad? ¡Cuéntanoslo!


Contáctanos si tienes alguna duda. Síguenos en nuestras redes sociales Facebook e Instagram para más novedades.