¿Qué hacer con tus plantas en vacaciones?

Ya estamos en agosto, el mes de los viajes, las vacaciones y también el momento de dejar la casa cerrada. El lavavajillas limpio, lavadora, basura fuera… ¿Y las plantas? Todo el año cuidando de ellas y trabajando con mucho cariño para echarlo a perder en unos días.

En Ebrojardin conocemos el trabajo que lleva cuidar de esta compañía vegetal tan agradecida. Por eso queremos daros algunos consejos o trucos para que puedan sobrevivir durante el periodo que estéis de viaje.

Colocación de las plantas y riego

Es momento de redistribuir las plantas de la casa de forma temporal. Intenta buscar una localización donde tengan luz, pero que sea una habitación fresca. Si las dejamos en el mismo espacio que siempre con las persianas bajadas y sin nada de luz, podemos interrumpir la fotosíntesis

Coloca tus plantas lo más juntas posible para mantener al máximo la humedad entre estas. Aunque parezca buena idea regarlas mucho los días previos, no es lo ideal. Con esto solo podríamos conseguir que las raíces se pudran. Cubrir la tierra con elementos como piedras o corteza es una buena solución para evitar la evaporación.

Consejos para las plantas en verano

Si no tienes ningún familiar o vecino al que dejarle las llaves de tu casa para que riegue, o no tienes un riego automático, estas tres soluciones pueden ser interesantes para ti:

  • Macetas auto-regantes: Se trata de unas macetas especiales que tienen un depósito de agua y van hidratando a la planta mediante irrigación. Son una buena solución si viajas mucho o eres muy despistado.
  • Gotero: Es una forma casera de aportar agua poco a poco. Tan solo tienes que agujerear el tapón de una botella, llenarla de agua y enterrarla unos 7 cm en la tierra de la planta para que vaya suministrando poco a poco. Calcula bien el agujero de salida.
  • Técnica del cordón de algodón: Lo que necesitamos para esta técnica es muy sencillo. Una botella o garrafa de agua y un cordón de algodón. En caso de que la escapada sea más larga, recomendamos un recipiente mayor de agua. El montaje es muy fácil, tan solo tenemos que introducir el cordón de algodón en el agua y el otro extremo en la tierra de nuestra planta. De esta forma, el cordón absorberá el agua, transportándolo a nuestra maceta.

Es aconsejable hacer pruebas antes de marcharos de viaje, para comprobar que los sistemas funcionan correctamente.


Cuéntanos ¿Cómo consigues mantener tus plantas bien hidratadas en vacaciones? Síguenos en nuestras redes sociales Facebook e Instagram para más novedades.